Suscribite al Newsletter:

CASO TRIBILIN: LA RISA DE GUSTAVO POSSE


En la última sesión del Concejo Deliberante de San Isidro, en la cual el intendente Gustavo Posse se apersonó para rendir cuentas de su gestión, evitó referirse al escándalo del Jardín Tribilin, el dolor de los padres y niños, y la estrategia de ocultamiento municipal.


Durante su discurso, desde mi banca de concejal, mostré un cartel que decía: “Posse: sería de buen cristiano pedirle disculpas a los padres del Jardín Tribilín”. El gesto que realizó el intendente luego de leerlo fue una mueca de risa.

Resulta irónico y cínico que, tras los terribles sucesos ocurridos en el Jardín Tribilín, el responsable del ejecutivo municipal solo tenga una risa como gesto. Luego de mentir y ocultar, el tema le provoca risa.

Luego, como si nada hubiera pasado, continuó leyendo su discurso.

¿Será que al intendente no le parece un tema serio?

¿O pensará que los líderes jamás deben pedir disculpas y reconocer sus errores?

Desde el bloque de Agrupación Ciudadana solicitamos nuevamente a Gustavo Posse que considere, con humildad y honestidad, la posibilidad de pedir disculpas por los acontecimientos y las responsabilidades que le competen.

Esto no aplaca el dolor. Tampoco borra los hechos. Pero corresponde.







Dirección: Fondo de la Legua 425, 1º piso, Boulogne, San Isidro - Argentina
E-mail: pablolucas@hotmail.com - Tel: 2046-6606